WIFI RALPH: Un Universo en expanción

En el año 2012 el director Rich Moore trajo una original y divertida aventura animada, en la que un villano de videojuegos llamado Ralph creó toda una conmoción al romper el orden establecido y querer ser el héroe de la historia. Esta premisa tan interesante generó un buen éxito de taquilla y abrió la posibilidad de más historias. Ahora en el 2018 tras años de espera y anticipación Moore se unió a  Phil Johnston para presentar la secuela de 'Ralph El Demoledor' titulada 'Wifi Ralph'.


Seis años después de salvar el arcade del ataque de los Cyborgs y de la venganza de Turbo,​ la historia se centrará en las aventuras de Ralph (John C. Reilly) en el espacio de datos de Internet cuando un enrutador Wi-Fi se conecta en la sala de juegos. El noble villano emprende una nueva aventura para encontrar una pieza de reemplazo para el juego de su amiga Vanellope von Schweetz (Sarah Silverman) 'Sugar Rush'. A lo largo del camino, Ralph y Vanellope encuentran nuevas costumbres, mundos y personajes, como el algoritmo de moda Yesss (Taraji P. Henson), las princesas de Disney, personajes de Disney Animation, Pixar, Marvel y Star Wars, y más personajes de videojuegos como Q*bert, Sonic y una intrepida corredora de autos llamada Shank.

Lo primero a destacar de esta producción es su calidad de animación pues si la del 2012 lucía hermosa esta luce increíble, logrando un mundo lleno de detalles y con una infinidad de nuevos elementos. A partir de esto también destacamos el trabajo del equipo de guionistas pues el mundo que se ha creado para esta película no solo es más amplio, sino, que cada situación que atraviesan los personajes esta pensada para mostrar un aspecto del complejo universo del Internet.


Si bien en esta entrega descuidamos a personajes como Felix (Jack McBrayer) o la sargento Calhoun (Jane Lynch) tenemos más tiempo para explorar la dinámica entre Ralph y Vanellope, entender su rutina y las altas y bajas en su amistad, un aspecto vital para los sucesos de esta película. Pues más allá de ser una aventura llena de bonitos colores es un relato que maneja conceptos complejos y trata con inteligencia a su publico, mostrando situaciones reales como la envidia, el crimen, el proceso de madurar y la evolución de las relaciones. Todo ello por medio de un humor fresco, bien pensado y que entretiene a niños y a adultos.

Algo que resulta muy curioso de este filme es la cantidad incalculable de easter-eggs que posee, pues al contar con la licencia para trabajar muchas franquicias, en la película comparten protagonismo tanto la historia de Ralph y Vanellope como el mismo Internet, así como todo lo que incluye, como las redes sociales, los buscadores, los sitios de compras, las plataformas audiovisuales, juegos en línea y hasta la mismísima red oscura, algo que si bien satura por momentos resulta emocionante de ver. WIFI RALPH tiene dos narrativas en su historia y estas se unen y se desarrollan a la par dependiendo una de la otra y no solo como una excusa para promocionar marcas.


También es destacable la inclusión de nuevos personajes como Shank (Gal Gadot) una corredora intrépida pero igualmente noble, quien le enseña a Vanellope la importancia del dialogo en las relaciones personales para que estas puedan crecer y el hecho de que querer a alguien no implica mantenerlo atado a ti, pues la vida tiene muchos caminos por recorrer. Todas enseñanzas valiosas para cualquier publico que vera en esta aventura una verdadera lección por medio de la diversión. En esencia otro triunfo para Disney-Pixar.

Finalmente, podemos decir que WIFI RALPH es una secuela digna de su antecesora, con la capacidad para mostrarnos nuevos límites para su universo digital, jugar con la nostalgia de la gente y servir como un producto cinematográfico familiar y entrañable. Una película que sin duda sera un clásico instantáneo y un buen ejemplo de como adaptar una idea inmensa y recorrerla con el espectador por medio de una experiencia intima.

Recuerda que somos Crispeteros, tus amigos amantes del cine, las series de TV, la literatura y toda la cultura que nos rodea.

OMAR ALVARADO

Crispetero de profesión. Perfil en construcción.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario