MISIÓN IMPOSIBLE: REPERCUSIÓN - Un triunfo para el espionaje

Era 1996 y en el panorama de la acción comenzaba a resaltar el nombre de un joven y ambicioso Tom Cruise, que de la mano del director Brian de Palma trajeron una versión más seria y oscura del espionaje, una contraparte americana a la era Bond de Pierce Brosnan. Cruise como un astuto e igualmente noble agente de la CIA llevó al cine la trama de la famosa serie de televisión de los 70’s 'Mission Imposible' y ahora tras 24 años del comienzo de la saga el ahora experimentado Ethan Hunt parece no tener limites para entretener y ofrecer una secuela digna.
Tom Cruise de 56 años demuestra estar aun en optima forma para protagonizar filmes de acción.
MISIÓN IMPOSIBLE: REPERCUSIÓN es la primera de la franquicia que repite director. El estupendo trabajo de Chistopher McQuarrie en ROGUE NATION (2015) se repite en esta sexta entrega, por tanto en esta nueva película se mantiene su tono serio, la acción dinámica y los complejos personajes que tanto gustaron en la anterior. Aspectos como los efectos prácticos, la fotografía y el diseño de producción están muy bien sincronizados ofreciéndonos un universo de espionaje que se siente muy real. .

En esta oportunidad Ethan Hunt (Tom Cruise) debe recuperar tres recipientes de plutonio que han caído en manos de “Los Apóstoles” una organización derivada del destruido “Sindicato” al mando del villano Solomon Lane (Sean Harris). Ethan se embarca en esta peligrosa misión junto al agente August Walker (Henry Cavill), quien lo vigila a él y a sus colaboradores Benji (Simon Pegg) y Luther (Ving Rhames). Todos se verán envueltos en una peligrosa casería a la que regresa la misteriosa Ilsa Faust (Rebecca Ferguson) para obtener dichas armas y destapar verdades impactantes para la supervivencia del mundo.

La película se torna por momentos muy seria y oscura pero también hay lugar para el humor y la amistad.
Algo para destacar de esa película es su intrincado guion, que no deja pie a lo previsible, te mantiene en todo momento atento a la trama y juega con tu interés para darle constantes giros a la historia. Nunca sabes que va a pasar o hacia donde se está conduciendo a los personajes, eso además de ser emocionante es una estupenda forma de retomar los “juegos de espías” con máscaras, cambios de identidades, lealtades dudosas y por supuesto galanes embelesados con las “femme fatale”.

La franquicia MISIÓN IMPOSIBLE siempre se ha caracterizado por mostrarnos secuencias de acción y riesgo que rayan en lo inverosímil, pero que con el tiempo se han hecho posibles gracias a los avances en efectos y tecnología de filmación. En esta nueva entrega Tom Cruise y en general todo el reparto dan rienda suelta a la adrenalina ofreciendo espectaculares escenas, que se enfocan en atrapar al espectador por ver el desarrollo y el clímax de las mismas y no en pensar ¿cuánto CGI hay en esto? (a diferencia de la gran mayoría de producciones recientes).

Henry Cavill en su papel de August Walker es un tanto inexpresivo pero aun así es una grata adición a la longeva franquicia.
Esta sin duda es la película del verano, pues equilibra bien el concepto del entretenimiento con el de la calidad argumental. Tenemos personajes que si bien son imponentes no son inmortales, se caen, sangran, lloran y se sienten genuinos; además de contar con un villano tan potente que incluso sin mover un dedo logra generar angustia en el espectador. El ritmo frenético de la historia da paso a una enredada trama complementada con numerosas secuencias de persecuciones, disparos y lucha que puede agotar a algunos por la extensa duración de cinta, pero que sin duda garantiza asombro, diversión y satisfacción al resto.

En resumen, MISIÓN IMPOSIBLE está en su mejor momento. Es una franquicia respectada, de éxito en taquilla y critica, con un cast entrañable; tanto que una vez has visto esta sexta película deseas regresar a las demás para entender las referencias y el panorama de cierre que supone REPERCUSIÓN en su último tramo. Aunque es poco probable que este sea el final de Ethan, un personaje que ha crecido con los años y que por medio del cuerpo de Cruise se ha hecho icono no quedara satisfecho con seis aventuras.

OMAR ALVARADO

Crispetero de profesión. Perfil en construcción.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario