Un nuevo comienzo, TOMB RAIDER: LAS AVENTURAS DE LARA CROFT

Tomb Raider: Las Aventuras de Lara Croft es la reciente adaptación de la famosa saga de videojuegos lanzada en 1996. Este reboot actualiza al personaje de Lara basándose en el juego de 2013 y presentándonos a la ganadora del Oscar Alicia Vikander como la nueva protagonista.

La película es dirigida por el noruego Roar Uthaug, reconocido por su película 'La Ultima Ola' (2015).

La historia comienza con el personaje de Lara desligada de su vida como heredera de una enorme compañía y ajena al pasado de su padre. Sin embargo, cuando decide regresar se topa con una misteriosa leyenda sobre una deidad capaz de dominar la muerte, intrigada por la relación que eso puede guardar con la desaparición de su padre la joven Lara decide viajar al sur de Japón e iniciar una búsqueda llena de peligros y revelaciones, un conjunto de circunstancias que la desafiaran hasta el limite para convertirse en la leyenda que esta destinada a ser.

Esta nueva versión de Tomb Raider es efectiva en ritmo y acción, nos ofrece una protagonista que se siente real y con una personalidad acorde a la mujer de hoy; la historia es sencilla y los villanos son cliché pero de algún modo logran sorprendernos e intrigarnos respecto a este universo de saqueadores y aventureros. Por supuesto también nos deja una que otra lección sobre supervivencia y una metáfora sobre el sacrificio y las consecuencias de la tergiversación de la historia.

La película ha recaudado más de 247 millones de dolares frente a su presupuesto de 94. La secuela es casi un hecho.

Alicia Vikander como Lara es un aire fresco al cine de heroínas de acción no le molesta ensuciarse, sangrar y cometer errores pues es parte de su naturaleza, es una protagonista menos sexualizada y por tanto más enfocada. También tenemos a actores de la talla de Dominic West como el arqueólogo Richard Croft, padre de Lara; a Walton Goggins como Mathias Vogel miembro de la organización 'Trinity' y rival de la familia Croft; Daniel Wu como Lu Ren, un capitán de barco que decide ayudar a Lara en su búsqueda; y a Kristin Scott Thomas como Ana Miller, asociada de la familia Croft y antigua tutora de Lara. Todos cumplen su papel con sobriedad y fácilmente dejan brillar a Vikander.

En resumen, esta nueva Tomb Raider pasa la prueba como película de aventuras, tiene una buena protagonista y un casting creíble, una historia lineal pero entretenida, y por primera vez una semejanza con el juego que adapta. ¡Recomendada para los amantes del videojuego y fanáticos de la acción!

Recuerda que somos Crispeteros, tus amigos amantes del cine, las series de TV y toda la cultura que nos rodea.





OMAR ALVARADO

Crispetero de profesión. Perfil en construcción.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario