Okja: Una aventura con un mensaje animalista



Sí, tal como lo escribí en el título, la película tiene un mensaje animalista, pero me gustaría decir que mas allá de dicho mensaje, Okja es una película que merece la pena verla con la mente abierta para así poder disfrutar de ella plenamente como la experiencia cinemática que es.



Okja ("Ok-ya"), narra la historia de una cerda de gran tamaño, la cual lleva el nombre de la película y es una especie de cerdo (cerdo-pótamo) modificado genéticamente por la empresa Mirando, liderada por la CEO Lucy Mirando (Tilda Swinton).

Mirando (guiño-guiño), es una empresa de productos cárnicos que busca deshacerse de su fama de corporación del mal, por lo que quiere usar a Okja y su crianza orgánica como propaganda para convencer a la opinión pública de que venderles sus alimentos es algo bueno, a pesar de que estos sean transgénicos y de las connotaciones negativas de los GMO's.

Okja vive en una región montañosa de Corea del Sur, junto a una niña llamada Mija (Ahn Seo-hyun) con la que tiene una amistad muy cercana. Mija y su abuelo (Byun Hee-bong) se han encargado de criar a Okja por diez años dejando que esta juegue libremente por las montañas. Ha sido precisamente ese particular método de crianza la que ha puesto a la adorable cerdita en el ojo de Mirando como su espécimen mas deseado.

Así que son los empleados de Mirando, entre ellos el Doctor Wilcox, quienes le quitan la custodia de Okja a Mija, por lo que Mija decide ir en búsqueda de su entrañable amiga dando comienzo a una increíble aventura.

Mas allá de esta premisa, la trama se desenvuelve como una cinta de aventuras tal y como las conocemos. Mija conoce aliados que le ayudan en su empresa de salvar a Okja, y Mirando Corporation fragua maneras para hacerse con la cerdita.

Hasta allí todo normal; sin embargo los matices no tardan en hacerse ver, pues su director, Bong Joon-ho, pareciera recoger referencias de los estudios Ghibli a la hora de plantear los escenarios; lo podemos notar los colores verdes vivos del bosque, la búsqueda de los patrones en las hojas de los árboles y las personas en las escaleras eléctricas de alguna estación de Seúl, y los encuadres panorámicos en algunas escenas.




Okja, la cerdita, parece otra alusión a Ghibli, mejor dicho a "Mi Vecino, Totoro", por la forma en como se muestra Okja como un animal gigante y entrañable, casi hasta parece tener una inteligencia humana. Pienso yo que la intención del director es que desde un principio establezcamos una típica relación humano-mascota para que sintamos que Okja no es una cerda, sino mas bien algo parecido a una perrita que convive fielmente con su amo y nos provoque algo mas de conexión por su caso.



Mija es como la típica heroína de Miyazaki, solo que ella cuenta con cualidades un poco mas atléticas en contraposición de sus referentes, a veces sorprende un poco ver a una chica de su edad y que ha vivido toda su vida en las montañas, hacer piruetas variadas sin dudarlo demasiado.

Los enemigos son los malos caricaturezcos e histriónicos que solemos ver en las series animadas japonesas, aunque verlos representados con las actuaciones de actores occidentales es bastante fresco. Diría yo, que es la mejor mezcla que ambos mundos puede ofrecer. Sin embargo puede ser un poco chocante ver esos personajes caricaturescos al lado de personajes que se toman tan en serio a sí mismos. Hago el símil entre lo que se puede ver en el anime y en esta película porque describe bastante bien esa disonancia extraña entre lo caricaturezco y lo serio que se puede tomar a si misma a veces este filme; en un lado puedes ver al Dr. Wilcox hacer sus líneas con cambios de humor fluctuantes y por otra parte tenemos a Frank Dawson siendo un tipo supremamente serio y cortante.

Sin embargo, las actuaciones son muy buenas en general, algunas definitivamente son el alma de la película por lo que puedo nombrar seis personajes que a mi parecer se roban el show.



Lucy Mirando: Tilda Swinton hace un fantástico papel representando a Lucy como una muñeca corporativa, una especie de lobo tratando de parecer cordero, intentando vivir del engaño que es su propia imagen y tratando de vendérselo al mundo. Tiene una segunda capa que es su propia inseguridad reflejada en esa sonrisa falsa que sostiene y que carga con todos los miedos y frustraciones causadas por el menosprecio de su familia.



Dr Johnny Wilcox: Jake Gyllenhaal hace parte de esos actores que tienen madera para interpretar personajes extraños, hace poco veía en un una review de esta cinta, y en esta decía que el show Padre de Familia afirmaba que Gyllenhaal era prácticamente intercambiable por Jared Leto en su papel del Joker de Suicide Squad. Lo cierto es que aquí Gyllenhaal lleva un poco mas allá esta afirmación mostrando a un personaje que no solo es excéntrico, sino que está caricaturizado hasta el paroxismo en cada una de sus acciones. Seguramente, todo esto ha sido producto de su trabajo en conjunto con Boon Joun-ho. El Dr. Wilcox es un personaje de los que amas u odias, por que es tratado con cierto extremismo que no permite tomarlo en serio como un malo, sino mas bien como un pobre hombre que está mentalmente enfermo. Tal vez hace parte del mensaje de que hay que estar demasiado enfermo como para amar la vida animal y al mismo tiempo querer trabajar para la industria de la publicidad de alimentos. Quien lo sabe.



Nancy Mirando: Tilda Swinton tambien hace a la hermana de Lucy, ocurre una extraña sensación cuando ves la actuación en un personaje y en el otro. Un poco como lo que sucedía en la película Split (2016) en la que el personaje principal cambiaba de una personalidad a otra. Nancy sigue el legado terrible de su padre a rajatabla y no tiene demasiadas consideraciones en el que dirán los clientes cuando el dinero está en medio. La frase “Nuestro padre era un terrible ser humano, pero entendía los negocios” encierra perfectamente su filosofía en cuanto a los animales, la vida y las personas.



Jay: Paul Dano es para mi un actor desconocido (lo siento por eso), pero su trabajo en Okja reflejó, de una interesante manera, lo que es ser el lider de una organización activista de ultranza (ALF - Frente de Liberación Animal). Jay refleja el carisma inquietante de un líder aparentemente calmado y obsesionado por la preservación de las reglas de su organización, y mantiene en orden los ataques dubitativos de sus compañeros con una severidad apabullante. Puede ser que el director quisiera reflejar que para estar en una organización de este estilo; la autoafirmación y la obsesión compulsiva por el orden sean elementos indispensables.



Frank Dawson: Este es mas simple, ya que Frank Dawson es prácticamente Gus Fring de la serie Breaking Bad. Giancarlo Esposito vuelve a darle a Frank el mismo temple que Gus tenía, y esto significa que su presencia en pantalla es de una serenidad fuerte e intimidante. No hay mucho mas que decir, es la mano derecha de la familia Mirando y es un personaje a la altura de una organización con esas connotaciones tan negativas.



Mija: Ahn Seo-hyun es una actriz positivamente expresiva, de entre las actuaciones que se vieron en la película, sus expresiones se mostraron como las mas naturales y su progresión como personaje también avanzó de forma mas  natural y consistente. Mija representa en la película esa pérdida de inocencia que las personas sienten al conocer como funciona la industria de la carne por dentro, y su aventura es mas un entendimiento de la distopía que vive, y como toda distopía que se precie de serlo, deja un final agridulce, de vacío, de descontento.

El mensaje que llega a través de Mija y Okja se da tangencialmente sin ser demasiado directo, sin que te lo quieran refregar en la cara como al contrario de los documentales crudos que se suelen ver sobre la industria alimenticia en Internet. El mensaje llega, pero con tacto, con todo lo que ello conlleva, tal vez no quieras comer carne por un corto tiempo a raíz de haber visto esta cinta, pero mas allá de esto el mensaje es algo blando y dependerá de cada persona y sus convicciones tomar la decisión sobre que poner sobre su vajilla.

El apartado musical ha sido una total sorpresa, es un llamado a la nostalgia escuchar canciones de The Isley Brothers y John Denver. Clasicos de una época que llamaban a forjarse una conciencia pero que eran igualmente geniales como elementos musicales. Aquí dejo el tema de la parte inicial de la película.


En conclusión, Okja es una apuesta interesante, un poco escandalosa por el tema animalista y otro tanto mas porque cuando se presentó la cinta en Cannes en los créditos aparecía que era una producción para Netflix, es decir para la pantalla chica. Okja ha sido controversial, pero dejando a parte estas cosas propias del mundo del cine arte, la película es entretenida y tiene un mensaje agradable de digerir. En algún momento pierde algo de impulso, pero lo vuelve a recuperar a los pocos minutos.

Te animo a ir a Netflix a verla, no vas a ver un sermón sino una película que vale por si misma.

A esta película le doy un 3.5 de 5, es bastante entretenida, ligera y con seguridad un mensaje bien ejecutado.

Roberth Castaño

Phasellus facilisis convallis metus, ut imperdiet augue auctor nec. Duis at velit id augue lobortis porta. Sed varius, enim accumsan aliquam tincidunt, tortor urna vulputate quam, eget finibus urna est in augue.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario