INFRAMUNDO: GUERRAS DE SANGRE, ¿VAMPIROS REVITALIZADOS O SOBREEXPLOTADOS?

En 2003 el director Len Wiseman estreno la película de acción y terror Inframundo (Underworld), un experimento que mezclaba la mitología de vampiros y hombres lobo en una guerra eterna que involucraba linajes y antiguos conflictos que tomaron al publico por sorpresa logrando ser un buen éxito de taquilla, gracias en buen parte a su protagonista la actriz londinense Kate Beckinsale, esto dio como consecuencia tres secuelas y una precuela, Inframundo: Evolución (2006); Inframundo: La Rebelión de los Lycans (2009); Inframundo: El Despertar (2012); y la nueva Inframundo: Guerras de Sangre (2016) dirigida por la directora Anna Foerster.

Kate Beckinsale se sometió a un arduo entrenamiento para el papel que le ha dado fama.

La saga a través de sus 14 años de duración ha logrado recaudar más de 500 millones de dolares, y aunque es verdad que sus recaudaciones o las criticas nunca fueron las más grandes o positivas lo cierto es que la historia de la Vampiresa conquisto y se hizo entre las más preferidas por el público; por lo cual no es raro que llegáramos ya a la quinta entrega y que está sea la segunda de la franquicia en ser lanzada en formato 3D.

Está vez Selene la más afamada repartidora de muerte se encuentra luchando contra el clan de los Lycantropos y los vampiros que la traicionaron, todos buscan obtener su sangre y la de su hija Eve para convertirse en híbridos como lo fuera Michael Corvinus y así poner la balanza a su favor en la guerra definitiva que se aproxima. David (Theo James) y su padre Thomas (Charles Dance) serán los únicos aliados de Selene en el intento de poner fin al eterno conflicto.

La película innova en algunos aspectos y destaca como una apuesta que vale la pena analizar, y he aquí los puntos positivos:
La actriz no descarta una sexta entrega.

  • Kate Beckinsale: es claro que nadie más podría interpretar a Selene que la hermosa británica, su talento para la acción le permitió hacer suyo el papel para perfeccionarlo y explorarlo en todos sus matices con los años, hace que nunca nos cansemos de verla luchar pero también sentir y darle fuerza y credibilidad a su papel más emblemático.
  • El diseño de producción: todo en la película en cuanto a ambientación, armas, vestuarios está bien cuidado, la película transcurre en escenarios oscuros, cerrados y muy lúgubres eso ayuda a mantener la atmósfera en armonía con las anteriores entregas y hacer más creíble lo que ocurre en pantalla.
  • No le da miedo proponer: aunque existe mucha historia, libros, cuentos, y películas que toca a los vampiros y demás criaturas sobrenaturales, la saga en general ha sido muy creativa en como desarrolla su trama que es bastante compleja y está quinta entrega retoma elementos de las primeras, no solo añadiendo unidad después de tanto tiempo sino haciéndonos sentir parte del largo viaje y acostumbrarnos rápidamente a las nuevas tramas que acompañan la guerra y los diferentes giros que mantienen atento al espectador.
  • Excelente entretenimiento: si bien la franquicia no es perfecta, si destaca por su buena dosis  de balas, luchas, sangre, erotismo 'vampirico', y romance, todo mezclado bajo una cubierta de poder femenino, y es que si algo desbordan estás películas es que son sumamente entretenidas, adictivas y fácilmente digeribles, por lo cual incluso sabiendo que en todas encontraras lo mismo siempre querrás volver a esté mundo oscuro, frió, y original.
Sin embargo y aunque nos parezca una propuesta llevadera y con buenos elementos, tiene puntos negativos notables:
Theo James interpreta a David, heredero de un antiguo linaje.
  • Se siente innecesaria: aunque para los amantes de la saga pueda ser un buen regreso al universo de la franquicia, cada vez es más difícil justificar la existencia de estás películas, aunque tengamos una genial heroína, las inconstancias en el casting, y su incapacidad de superar ese ambiente de cine B hace que se sienta estancada en darnos más de lo mismo, cada vez más grande pero inverosímil.
  • Prometió algo impactante y no supo darlo: entre las cosas que más nos intrigaba de está secuela es la escala que prometía; presentar una guerra definitiva entre dos de las especies fantásticas más famosas de la cultura moderna nos emocionaba al limite de querer correr al cine y averiguar como haría Selene para salir de su mayor desafió, y aunque si sentimos que hay un villano poderoso, y la necesidad de un sacrificio la verdad es que sigue siendo demasiado pequeña en escala por lo que ha impedido que gane más publico ademas de los ya fieles seguidores. En resumen pudo ser muy grande y diferente pero no pudo manejar lo ambicioso de su titulo.
  • Final decepcionante: ademas de una 'guerra' en una dosis menor a la que esperábamos, el final que da aparente cierre a la franquicia es sumamente pobre, apresurado, injustificado, incompleto y en general un insulto para los que pensamos que después de años de seguir la historia darían un cierre que por lo menos se tomara su tiempo, y cerrara todos los arcos.
En resumen estuvo bien...pero pudo dar más, su directora quizás pudo aprovechar el cariño de los fanáticos y entregar una película más ambiciosa que llevara a la saga a un nuevo nivel, e intentar mantener la coherencia, pero incluso con sus notables defectos es una entrega entretenida y que vale la pena ver para pasar un buen rato.
En está entrega repite papel Charles Dance, y llega a la saga Tobias Menzies como Marcus

Cuéntanos ¿que tal te pareció está película? déjanos tu opinión aquí abajo en los comentarios y date una vuelta en nuestras redes sociales, con un Like o un Follow nos alegrarás el día.

Somos Crispeteros, tus amigos amantes del Cine, las series de TV, el Teatro y toda la cultura que nos rodea.

OMAR ALVARADO

Phasellus facilisis convallis metus, ut imperdiet augue auctor nec. Duis at velit id augue lobortis porta. Sed varius, enim accumsan aliquam tincidunt, tortor urna vulputate quam, eget finibus urna est in augue.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario