La luz entre los océanos (2016): Michael Fassbender y Alicia Vikander protagonizan una de las mejores películas del año - No-Reseña

"Gira el haz de luz
para que se vea desde alta mar
yo buscaba el rumbo de regreso
sin quererlo encontrar
Pie detrás de pie
iba tras el pulso de claridad
la noche cerrada, apenas se abría,
se volvía a cerrar.
Un faro quieto
nada sería
guía, mientras
no deje de girar
no es la luz lo que importa en verdad...
son los 12 segundos de oscuridad"
(12 segundos de oscuridad, Jorge Drexler, 2006)

Siento una profunda fascinación hacia las obras de arte que logran expresar mucho diciendo poco. Eso me pasa con las canciones de Drexler, quien nos invita a pensar en un faro en medio de una tormenta nocturna: lo que importa en verdad es ese lapso de oscuridad, antes de que la luz reaparezca, donde uno debe lidiar consigo mismo, con la incertidumbre que se nos impone.

Por eso me encantó La luz entre los océanos.  Es una pieza maestra, preciosa e intensa. Está contada en un estilo narrativo prolífico, sin decirlo todo, sin ser continuo, sin ser directo. Así como Tom, el personaje principal -interpretado por Michael Fassbender-, la película es taciturna y transparente, dulce incluso, pero vehemente. Sus cualidades le permiten evadir los clichés más frecuentes de las películas de amor o de drama.

Alicia Vikander -a quienes muchos recuerdan por Ex Machina (Alex Garland, 2015) o La chica danesa (Hooper, 2015) y quien encarnará a Lara Croft en la próxima versión de Tomb Raider (Uthaug, 2018)- interpreta a Isabel, un personaje con el que es fácil sentir una profunda empatía desde su primera aparición. Durante la historia, Isabel tiene que enfrentarse al más humano de los conflictos: nuestros deseos nobles podrían condenarnos, así como los apasionados podrían redimirnos.
[Davi Russo / Dreamworks]
Recomendada para ir en una cita romántica. No la arruinen viendo el trailer o leyendo una genuina reseña. No diré mucho más para no traicionar lo que más me gustó de la película. Es de las mejores que he visto este año. La fotografía y edición son poéticas. El director y el reparto son excelentes.  Las locaciones son impresionantes (en Nueva Zelanda y Australia).

Es la primera película que he visto dirigida por Derek Cianfrance, y ahora quiero otras de sus películas (Blue Valentine o The Place beyond the Pines, por si alguien se las ha visto). La luz entre los océanos está inspirada en un libro homónimo de M. L. Stedman. Estuve ojeando la novela, y me sorprendió lo acertadas que fueron las decisiones que tomó el equipo de la película para adaptar el libro.

Del libro, les dejo un extracto de una carta que le escribe Tom, el encargado del faro, a su amada:

"Izzy, amor, [...]
Estamos en este mundo de paso, y si
resulta que a mí se me ha acabado el
tiempo, habrá valido la pena. Debió
llegarme la hora hace muchos años.
Haberte conocido cuando creía que la
vida había terminado, y que me hayas
amado… aunque viviera cien años más
no podría aspirar a nada mejor. Te he
querido lo mejor que he sabido, Izz,
aunque eso no sea decir mucho."

Espero con esta No-Reseña motivarlos a verla, a disfrutarla tanto como yo pude hacerlo. Si la han visto ya dejen en los comentarios sus opiniones, queremos saber que les pareció.

Para mas Reseñas, No-Reseñas, Notas, Trailers, Noticias y más síguenos en nuestras redes sociales.

Sergio Andrés Henao López

Phasellus facilisis convallis metus, ut imperdiet augue auctor nec. Duis at velit id augue lobortis porta. Sed varius, enim accumsan aliquam tincidunt, tortor urna vulputate quam, eget finibus urna est in augue.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario